Caldo de Huesos en Olla Lenta

 

Fijaros que aspecto, y qué color. No os cuento como huele y lo rico que está.

Podéis ver una Comparativa de Ollas Lentas, y las Mejores Ollas Lentas del mercado para mí hasta el momento.

 

BENEFICIOS del CALDO DE HUESOS

Huesos saludables: El caldo de huesos contiene calcio, magnesio y colágeno que ayuda a la formación de huesos saludables. Además contiene mucho colágeno, para la salud de nuestros huesos.

Favorece la digestión: El caldo de huesos ya se utilizaba en la antigüedad como método medicinal contra la disfunción intestinal, gracias a la gelatina presente en el caldo. 

Tiene efecto antiinflamatorio: Reduce el dolor y la inflamación articular. Los caldos contienen minerales de forma que el cuerpo es capaz de absorber con facilidad. Contiene aminoácidos como la glicina, prolina, glutamina y arginina que tienen efectos anti-inflamatorios. Tambien están presentes elementos como sulfatos de condroitina y glucosamina, que curiosamente se venden como suplementos caros para la artritis y el dolor en articulaciones.

Mejora el cabello y el crecimiento de las uñas: Gracias a la gelatina presente en el caldo.

 

VENTAJAS FRENTE A UNA OLLA RÁPIDA

  • Los nutrientes, ya que al cocinar mucho tiempo a baja temperatura, no se pierden.
  • El sabor, que es excepcional.
  • La textura: el caldo es un poco gelatinoso pero bien caliente no se nota nada.
  • Las carnes que pongas en esta olla se deshacen en la boca.
  • Si optas por echar un puñado de garbanzos, estos quedan firmes y tiernos, increíble que hayan estado 12 horas cociendo.

 

INGREDIENTES

Si puedes elige huesos de animales de pasto, o de la mejor calidad posible.

  • 3 huesos de caña (importante que tenga tuétano)
  • 2 huesos de rodilla
  • 1 mano de cerdo o ¼ kg de manos de cordero
  • ¼ de gallina o pollo, y mucho mejor patas de pollo
  • ½ k de costillas de cerdo, o de carne de morcillo, o de cordero (pierna)
  • 1 cebolleta grande
  • 2 zanahorias
  • Sal de mar
  • Opcional: un puñado de garbanzos

 

PREPARACION

Si has optado por poner garbanzos, ponerlos a remojo 12 horas antes. Escurrirlos, lavarlos, y volver a ponerlos en la olla.

Colocar todos los ingredientes en la OLLA LENTA.

Cubrir con agua.

Programar a Nivel 2 (máximo) durante 12 horas.

Cuando lleve 2 horas, desespuma. Aquí se encuentran las impurezas que es importante eliminar.

Después olvídate. En 12 horas tendrás un caldo exquisito.

Ya está.